martes, 1 de enero de 2008

Dientes defectuosos a causa del Biberon

El deterioro de los dientes por el biberón es un problema dental que puede destruir los dientes de un niño en los 2 primeros años.

Se produce por exponer los dientes a líquidos que contienen azúcares durante períodos largos de tiempo. Entre estos líquidos están la leche, zumos, gelatina u otros líquidos azucarados.

El deterioro de los dientes ocurre también en niños que siguen mamando por períodos prolongados de tiempo (puede ocurrir, por ejemplo, si la madre se duerme mientras el bebé está mamando).

La placa de bacterias que hay sobre los dientes utiliza estos azúcares como fuente de energía para formar ácidos que atacan al esmalte del diente.

PREVENCIÓN

Nunca deje a su niño en la cama con un biberón.
Evite el uso prolongado de chupetes.
Después de cada comida, enjuague los dientes y encías del niño con una esponja limpia o gasa para quitar la placa.
Comience a utilizar seda dental entre los dientes de los niños en cuanto aparezcan los primeros dientes del bebe.
Entre las comidas, si su niño necesita otro entre horas, dele un biberón de agua fresca clara.
No llene el biberón de su niño de líquidos que tengan azúcar tales como quina, ponches, gelatina, o bebidas azucaradas.
Asegúrese de que su niño tome flúor de alguna forma, sobre todo si su agua no está fluorada.
Observe los dientes de su niño regularmente y comience las visitas al dentista cuando los dientes empiecen a salir.

Design konnio.com