viernes, 11 de enero de 2008

Crean un chip para detectar células cancerígenas

El dispositivo lleva en su cámara de reacción unos 80.000 bastones que están recubiertos de un anticuerpo, que al pasar la sangre, detecta una proteína que está presente en casi todas las células tumorales. Esta realizado en silicona y tiene el tamaño de una tarjeta de crédito...

Científicos estadounidenses crearon un chip del tamaño de una tarjeta de crédito que puede detectar células cancerígenas en el torrente sanguíneo, según un informe publicado por la revista Nature.

El chip, según publica Nature y reproduce la agencia alemana DPA, está realizado en silicona y lleva en su cámara de reacción unos 80.000 bastones diminutos a través de los cuales se bombea la sangre.

Los bastones están recubiertos de un anticuerpo que al pasar la sangre, detecta una proteína que está presente en casi todas las células tumorales.

Los científicos que inventaron el chip trabajan con el especialista Sunitah Nagrath de la Escuela Médica de Harvard, en Boston, quien basó el diseño del dispositivo en las características de las células cancerígenas que se liberan en el torrente sanguíneo a partir de los estados iniciales del cáncer.

El proceso de localización de las células es muy complejo: por cada millón de células, sólo una procede de un tumor. No obstante, de las 116 pruebas a 68 pacientes con metástasis de cáncer de pulmón, próstata, mama, páncreas y colon que se estudiaron, el aparato detectó células cancerígenas en 115 casos.

Los investigadores destacaron que en la sangre de personas sanas, el chip no dio ninguna alarma y afirman que es capaz de demostrar la reducción de células cancerígenas como resultado de un tratamiento.

El dispositivo es una suerte de filtro: mientras fluye la sangre lentamente, sólo se quedan enganchadas en los bastones las escasas células tumorales que haya. Según los investigadores de Harvard, en un siguiente paso es posible encontrarlas mediante una cámara y además, pueden ser marcadas con un color típico para cada tipo de tumor.

Los científicos informaron que ya han vendido la licencia del aparato a una empresa que lo comercializará. Jonathan Uhr, de la Universidad de Texas, en Dallas, sostuvo que "los resultados de Nagrath y sus colegas nos acercan a un instrumento completamente automático que detecta células tumorales con sensibilidad exquisita".

Los especialistas esperan que en el futuro, el chip pueda ser usado para la búsqueda rutinaria de células enfermas, algo que ayudará tanto a la detección temprana del cáncer y como a su tratamiento.

Según la Sociedad Estadounidense de Cáncer (cuya sigla en inglés es ACS), a fines de 2007 7,6 millones de personas en todo el mundo habrán fallecido a causa de algún tipo de cáncer, esto es unas 20 mil muertes diarias, en tanto el número de pacientes nuevos ascendió a los 12 millones anuales.

La ACS advierte que la mayoría de los pacientes, 6,7 millones, y de las muertes, 4,7 millones, ocurre en países en vías de desarrollo por la falta de servicios de detección temprana y tratamientos.

El informe, difundido por la cadena de TV británica BBC, indica que en estas naciones, las posibilidades de sobrevivir al cáncer se reducen drásticamente. Las estadísticas de mortalidad infantil vinculadas a la enfermedad, por ejemplo, señalan que el 75 % de los niños occidentales sobrevive al diagnóstico, pero sólo alrededor del 50 % lo logra en los países de Centroamérica.

Los tres tipos de cáncer más frecuentes entre los hombres que viven en países en desarrollo son el pulmonar, el gástrico y el de hígado, mientras que en las mujeres son el de mama, de cuello uterino y el gástrico.

Eduardo Laura, representante de América Central y del Sur de la Asociación Internacional de Registros de Cáncer, destacó que en América latina los programas de control son muy escasos y que la región, presenta distintas realidades.

En la zona de Bolivia, Ecuador y la costa del Perú, las tasas más altas son de cáncer de vesícula, gástrico, y pulmón, mientras que en otros países como Argentina, los patrones son similares a los de Estados Unidos donde los cánceres más comunes son el de pulmón, próstata, colon y recto.

Design konnio.com