viernes, 11 de enero de 2008

El sistema inmunológico paraliza las células cancerígenas

Así lo aseguraron científicos europeos, luego de realizar experimentos sobre el sistema de defensas de ratones. Al parecer, este descubrimiento podría equivaler a la vigilancia inmunológica antitumoral

Un equipo internacional de científicos ha demostrado que el sistema inmunológico es capaz de mantener en estado latente potenciales células cancerosas del organismo.

En un artículo publicado hoy en la revista científica británica "Nature", los investigadores identifican un "estado crucial" en la batalla contra el cáncer: cuando las defensas consiguen paralizar la expansión de las células cancerígenas que podrían llegar a esquivar la vigilancia inmunológica antitumoral.

Dirigidos por Robert Schreiber, de la Escuela de Medicina Washington, en San Luis (Missouri), los científicos recurrieron a ratones de laboratorio para demostrar que el sistema inmunológico del animal puede lograr un equilibrio y mantener bajo control el crecimiento de un tumor durante un largo periodo de tiempo.

Tras inducir los científicos químicamente el cáncer con metilcolantreno, algunos de los ratones desarrollaron tumores letales, pero los que lograron sobrevivir no presentaron ninguna evidencia de tumores en crecimiento. Sin embargo, las células cancerígenas en estado latente seguían presentes en los ratones aparentemente sanos, equilibrio que, según probaron los científicos, puede trastocarse rápidamente con la supresión del sistema inmunológico.

La sospecha de que el sistema inmunológico es capaz de lograr tal estado de equilibro ha estado extendida durante años entre la comunidad científica, porque a veces los cánceres latentes se activan cuando, durante un trasplante de órganos, estas células son transferidas a pacientes inmunodeprimidos.

Según los autores, el nuevo descubrimiento podría explicar también la presencia de células tumorales ocultas, en la próstata, por ejemplo, en personas que no presentan ningún síntoma de enfermedad.

Asimismo, podría servir para concebir inmunoterapias que, en vez de erradicar el tumor, logren intensificar el equilibrio inmunológico para controlar el crecimiento tumoral.

En un comentario que acompaña el artículo, Cornelis Meief, de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, alerta de los efectos negativos que puede tener combatir el cáncer con tratamientos basados en quimioterapia inmunosupresiva o irradiación. La desventaja de estos tratamientos es que permiten a las células tumorales inactivas escapar al control inmunológico, advirtió Meief.

Design konnio.com