jueves, 17 de enero de 2008

Piso nuevo o de segundamano

Una vivienda nueva o de primera mano es una vivienda que no ha sido transmitida nunca.

Ventajas

Al ser una compra nueva, tienes la posibilidad de escoger sus características y materiales de construcción con mayor libertad.
Si está sobre plano o en construcción, es posible que puedas hacer determinadas modificaciones en consonancia con tus gustos y necesidades.
¿QUÉ VIVIENDA
QUIERES?
1. Vivienda habitual y
segunda vivienda
2. Vivienda nueva o de
segunda mano
3. Sobre plano, construcción,
construida
4. Características de la
vivienda


Inconvenientes

Normalmente, las viviendas nuevas son más caras que las de segunda mano.
Al ser una primera compra, está sujeta al pago del IVA: el 7%.

Segunda mano

Una vivienda de segunda mano es una vivienda que ya ha sido transmitida, en una o más ocasiones. Normalmente será una vivienda ya utilizada, pero puede darse el caso de que esté sin estrenar (por ejemplo, si el anterior propietario la compró sobre plano o en construcción, y en el momento de la adquisición todavía no se ha terminado de construir).

Una ventaja

En principio, las viviendas de segunda mano suelen ser más baratas que las nuevas. De vez en cuando, aparecen interesantes oportunidades que hay que saber aprovechar.

Un inconveniente

Si eliges una vivienda de segunda mano, ten en cuenta su estado y las posibles reformas que tengas que hacer en ella:

Haz una primera revisión de las partes más visibles (carpintería, fontanería, etc.), ya que después será más difícil reclamar ante posibles defectos.
Puedes encargarle a un profesional que te asesore acerca del estado de las instalaciones (tuberías, electricidad, gas...) y la estructura (vigas, pilares...)
Para valorar la vivienda, también tienes que tener en cuenta si la venden amueblada o no. Si está amueblada, valora el interés que tiene para ti ese mobiliario. Al no ser una primera compra, no tendrás que pagar el IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), en un plazo inferior a 30 días desde la fecha de la escritura. El ITP depende de cada provincia; en general, se sitúa entre un 2,5% y un 7%

Design konnio.com