martes, 1 de enero de 2008

Son para siempre los trabajos dentales

De vez en cuando los pacientes me preguntan si el trabajo dental que estamos terminando —ya sea la corona, el relleno o el blanqueado— durará toda la vida.

Las restauraciones dentales duran de acuerdo con el cuidado y los hábitos alimenticios y de higiene que se tengan. Aun bajo el cuidado más dedicado, nada dura toda la vida.

Debe tener en cuenta que las restauraciones de sus dientes están sometidas a una presión constante, a un desgaste y a ácidos, especialmente en quienes acostumbran comer muchos dulces o tomar muchos refrescos. Por lo tanto, no podemos esperar que duren más de 10 ó 15 años.

Entonces, si me ponen una corona ¿quiere decir que ya no debo preocuparme por esa muela o diente?

La corona se la han puesto porque la estructura de su muela o diente estaba debilitada, o necesitó un tratamiento de conducto (root canal). La corona protege lo que ha quedado de la muela. Sin embargo, aunque la corona en sí no se pueda “picar”, el resto de la muela está continuamente expuesto a bacteria, azúcar y caries, especialmente en la línea donde termina la corona y empieza su muela.

¿De qué se hacen las coronas?

Hay diferentes materiales que se usan para hacer coronas. Por muchas décadas, antes de que las restauraciones con el color de los dientes tuvieran su apogeo, las mejores coronas y restauraciones eran de oro.

Hoy en día, aún se continúa haciendo coronas y/o restauraciones de oro, pero también hay oro con porcelana, en el cual el oro va por dentro de la corona y la porcelana con el color de sus dientes naturales por fuera.

Otros metales que se usan para hacer coronas con porcelana incluyen el titanio. De acuerdo con cada caso y condición existen también coronas solamente de porcelana. Especialmente en los dientes de enfrente se logra un efecto totalmente natural, y nadie notará que tiene una corona en sus dientes.

Cada vez que voy al dentista me encuentra más muelas picadas, habrá un momento que ya no tenga más caries?

Ya sea un niño, adolescente o adulto, valdría la pena examinar sus hábitos alimenticios y el régimen de higiene bucal que tiene en su casa.

Su dentista podrá rellenar todas las caries año con año, pero si usted sigue tomando refrescos (sodas) todos los días, masticando chicle, no cepillándose los dientes ni usando el hilo dental por lo menos dos veces diarias, las caries y la destrucción de sus dientes continuarán.

Existe también la posibilidad de que su dentista no haya detectado todas las caries en su primer examen, o se hizo un examen superficial y las caries que se detectaron fueron las más obvias.

Cualquiera que sean sus necesidades de tratamiento dental, si usted no tiene un plan de mantenimiento e higiene bucal, sus trabajos dentales no durarán tanto como deberían. Acuda a su dentista de manera regular y periódica. Pida un examen completo y detallado de sus dientes y procure que le arreglen todo lo que pueda necesitar, en vez de uno o varios dientes cada año.

Cuide su salud bucal. Nuestra salud general depende de una buena salud bucal.

Design konnio.com