jueves, 17 de enero de 2008

Comprar un piso en cooperativa de viviendas

Una cooperativa de viviendas es una empresa constituida por personas cuyo interés es construirse una vivienda, sea ésta o no de protección oficial.

En muchas ocasiones, la cooperativa contrata directamente el equipo profesional oportuno (los arquitectos, el constructor...)

También existen empresas especializadas en constituir cooperativas de viviendas y gestionarlas, cobrando unos honorarios en torno al 8-10% del precio de las viviendas. Son las llamadas sociedades gestoras.


Ventajas

Las cooperativas de viviendas logran adaptar los precios a las posibilidades de la demanda.
En principio, el coste de las viviendas es inferior al del mercado, ya que se elimina el beneficio industrial del promotor (en torno a un 25% del valor de la vivienda). Además, la forma de pago se adapta a las necesidades de los socios cooperativistas, siempre que sean compatibles con la financiación de la obra.

Inconvenientes

No se firma ningún contrato con ningún promotor, sino que los socios asumen la promoción. Por eso deben hacer ellos mismos un seguimiento de las obras, y deben asumir sobrecostos o demoras en la entrega en caso de problemas.
En ocasiones, hay que tener cuidado con la posible acción fraudulenta o falta de profesionalidad de algunas sociedades gestoras.

Design konnio.com