viernes, 11 de enero de 2008

La enfermedad del beso o fiebre de los enamorados

Puede transmitirse mediante un simple beso, pero afortunadamente se ha desarrollado una vacuna que reduce cinco veces el riesgo de contraerla...

La Mononucleosis Infecciosa (MNI) es una enfermedad poco conocida, sin embargo tiene más incidencia de lo que se cree. Es causada por el virus de Epstein-Barr, perteneciente a la familia de los herpesvirus, que afecta especialmente a jóvenes de entre 15 y 25 años de edad.Se le conoce como la 'enfermedad del beso o fiebre de los enamorados', porque la mayor fuente de contagio es la saliva, de tal forma que puede contraerse mediante un simple beso en la boca o también mediante transfusiones de sangre.

La mononucleosis es una enfermedad silenciosa que al principio puede pasar inadvertida. Su período de incubación es de 30 a 50 días (y de 10 a 14 días en los niños).

Sus síntomas son amplios y suelen confundirse fácilmente con los de otras enfermedades, por lo que es necesario practicar más de un examen de laboratorio para hacer un diagnóstico definitivo.

Entre los síntomas más frecuentes están: fuertes dolores de cabeza, de garganta, inflamación de amígdalas, cansancio, fiebre, manchas rojizas en la piel, inflamación de ganglios en todo el cuerpo e inflamación del hígado y del bazo.

La enfermedad del beso suele ser benigna, pero dependiendo del estado inmunológico del paciente y otras causas desconocidas, se pueden presentar algunas complicaciones del sistema nervioso (meningitis, encefalitis y síndrome de Guillain Barré. En casos muy raros puede producirse rotura del bazo, alteraciones hepáticas o anemia hemolítica.

El periodo de recuperación es aproximadamente de 3 a 4 semanas, aunque el cansancio y los ganglios inflamados pueden persistir por más tiempo.El tratamiento de la mononucleosis es sintomático. Incluye reposo y dietas livianas en caso que el paciente presente molestias digestivas, además del uso de paracetamol o ibuprofeno para la fiebre y los dolores.

Afortunadamente el pediatra belga, Etienne Sokal, tras siete años de investigaciones, ha desarrollado una vacuna que reduce cinco veces el riesgo de contraer mononucleosis infecciosa, la cual fue elaborada en colaboración con la empresa farmacéutica belga Henojen y fue probada en 90 jóvenes, de los cuales sólo dos resultaron infectados después de que se les administrara la vacuna.En el grupo de control compuesto por otras 91 personas, fueron diez jóvenes los que contrajeron la enfermedad producida por el virus Epstein-Barr.

Inicialmente el objetivo de esta vacuna era evitar que los pacientes de trasplante de órganos contrajeran el virus, ya que en estos casos puede ser letal al provocar una especie de leucemia.

No obstante, para que la vacuna pueda ser comercializada, aún debe pasar por ensayos a mayor escala.
Sokal también está convencido de que la vacuna podrá ser usada para varios tipos de prevención de cáncer, como el de garganta.

Design konnio.com