viernes, 11 de enero de 2008

Alergia a los alimentos. Cómo prevenirla

La estrategia principal para prevenir las alergias a alimentos es retardar la exposición a alimentos potencialmente alergénicos, en los lactantes recién nacidos ya que pueden ser más susceptibles a la sensibilización de alimentos que los lactantes mayores.

Se recomienda la alimentación al seno materno por lo menos de cuatro a seis meses. En lactantes que no están alimentados al seno materno, o para suplemento de la leche materna, se deben usar fórmulas de hidrolizados de proteínas tales como el Nutramigen y Alimentum en lugar de fórmulas con base de soya o leche, ya que estos hidrolizados de proteínas han demostrado ser menos sensibilizantes.

Los alimentos sólidos deben ser retardados hasta los seis meses de edad. Cuando los lactantes tienen de seis a doce meses de edad, pueden incorporarse verduras, arroz, carne y fruta a sus dietas.

Cada comida debe ser introducida una por una así los padres o encargados de cuidar al niño pueden identificar y eliminar cualquier alimento que cause una reacción.

Después de que el niño cumpla un año de edad, puede agregarse leche, trigo, maíz, cítricos, y soja cada dos semanas o cada mes. Finalmente a los dos años de edad, pueden considerarse huevos, cacahuates y pescado. Este régimen dietético ha demostrado reducir o retardar la alergia a alimentos y eczema en lactantes de padres alérgicos.

Design konnio.com