jueves, 10 de enero de 2008

Consejos para mantener tu piel hidratada

La mala alimentación, el sol, los cambios bruscos de temperatura, el clima donde vives, los cosméticos inapropiados, el estrés, la genética y las enfermedades provocan la deshidratación de tu piel, y si no tiene la cantidad necesaria de agua, es más vulnerable a arrugarse...

Por dentro y por fuera

A partir de los 20 años la piel pierde casi un litro de agua diariamente por factores como la actividad física, la contaminación, el clima, la calefacción, los limpiadores agresivos o el estrés. Tomar agua es primordial para embellecer tu piel, darle una apariencia más joven y firme y retardar el envejecimiento. Además el agua es necesaria para su respiración, oxigenación, limpieza, hidratación y lubricación.

Pero no todo es tomar agua; ni un solo día debes olvidar hidratar tu piel con productos para su cuidado, porque de lo contrario se marchitará como flor. Hazlo con un tratamiento humectante que mejore su capacidad de retener agua, devolviéndole frescura, elasticidad y luminosidad.

Todo un facial

Los especialistas en tratamientos faciales y corporales te recomiendan acudir a una clínica de belleza donde te realicen el siguiente tratamiento facial en 10 pasos:

1. Masaje: Elimina la tensión en cuello y nuca para lograr una mayor relajación que te permita estar más receptiva al tratamiento.


2. Limpieza: Expulsa las impurezas de la piel y tiene propiedades calmantes, hidratantes y refrescantes.

3. Exfoliación: Elimina las células muertas y activa la circulación sin irritar. Es un peeling suave pero muy efectivo.

4. Ducha facial: La piel recibe una dosis de oxígeno puro para ser reconstituida, aumentar su firmeza y suavizar las arrugas.

5. Mascarilla: Sus minerales absorben las impurezas y regulan la secreción sebácea, dejando la piel limpia, suave y calmada.

6. Primer Suero: Combina vitaminas y antioxidantes que mejoran la suavidad de la piel y la penetración de los tratamientos posteriores.

7. Primera Hidratación: Se aplica de un hidratante que aumenta instantáneamente la humectación de cara, contorno de ojos y cuello.

8. Modelador: Aumenta la renovación celular facial, protege las fibras de sostén y estimula la respiración de la piel, combatiendo el envejecimiento. Es calmante, desestresante y reparador.

9. Segundo Suero: Alisa las arrugas causadas por la deshidratación y estimula la secreción de endorfinas que te producen bienestar.

10. Segunda Hidratación: Se finaliza con una emulsión de té verde para corregir y prevenir signos de fatiga.

Design konnio.com