jueves, 10 de enero de 2008

Tai Chi: ayuda natural contra la osteoporosis

El Tai Chi es un excelente ejercicio contra la osteoporosis porque ayuda a retener, y en algunos casos, a recuperar densidad ósea; y al conferirle elasticidad al cuerpo, evita las caídas traumáticas, según sostienen estudios científicos recientes.

De todos modos, el practicar Tai Chi no significa que el paciente abandone la terapia que venía realizando; por el contrario, esta ejercitación refuerza los tratamientos convencionales para la osteoporosis.

Este ejercicio físico oriental tiene además un importante valor en la rehabilitación de los dolores vertebrales, ya que se realiza sobre el eje de la columna, en equilibrio con el suelo, lo que promueve el correcto funcionamiento de músculos y vértebras.

"La práctica de Tai Chi reduce hasta en un 48 por ciento el riesgo de caídas en las personas mayores de 64 años con osteoporosis", de acuerdo a lo que sostienen en un estudio sobre Rehabilitación Osteoarticular, investigadores de la Universidad de Salamanca.

La Enciclopedia Médica también recomienda su práctica para mantener o adquirir densidad ósea, aunque la engloba entre otros ejercicios aptos, esto es, entre los que incluyen el soporte del propio peso: tenis, pesas, caminar, trotar o bailar.

En cambio, la natación o el ciclismo no son adecuados contra la osteoporosis, porque en ellos el cuerpo queda en suspenso.

VENTAJA

La ventaja del Tai Chi es que, a diferencia de los restantes ejercicios de sobrecarga, hace trabajar todo el cuerpo.

Al respecto, se sabe que en un tenista, su brazo activo posee hasta un 20% más de densidad ósea que el otro; y que, en quien practica Tai Chi, el beneficio, si no tan notable, se distribuye en forma pareja en todos los huesos.

También se ha comprobado que, mientras quien camina 15 cuadras diarias adquiere entre cuatro y siete años más de reserva ósea, con Tai Chi, ganaría entre nueve y doce años.

Esta práctica china consiste en 37 movimientos armonizadores que invitan a "cabalgar al tigre", "tomar la cola del gorrión", "acariciar la crín del caballo salvaje" o a sostenerse sobre un pie como "el gallo dorado" y desplegar las alas como "el Fénix".

EJERCICIO AEROBICO

Técnicamente, se trata de un ejercicio aeróbico de impacto moderado, que según la medicina china no sólo beneficia a los huesos, sino además a los aparatos respiratorio y cardiovascular, los músculos y la mente.

Al realizárselo al aire libre, también promueve la producción de vitamina D, indispensable para la fijación del calcio. Además, quienes lo practican toman conciencia de su cuerpo, adquieren elasticidad y equilibrio, y corrigen errores posturales.

La quebradura por osteoporosis es frecuente en personas mayores, porque la falta de equilibrio las lleva a caerse; pero el Tai Chi remedia este problema al conferirle elasticidad al cuerpo.

Design konnio.com