jueves, 17 de enero de 2008

Comprar Vivienda protegida

Las viviendas protegidas son aquellas que se construyen con arreglo a la normativa en vigor para facilitar el acceso de los ciudadanos a la vivienda. Esto supone que vas a tener unas ventajas y unas limitaciones, que dependerán de la Comunidad en la que se desee adquirir la vivienda.

Requisitos de la vivienda
Generalmente,

Superficie útil máxima de la vivienda: 90 m2.
Superficie máxima de garaje: 25 m2.
Superficie máxima de trastero: 8 m2.
Requisitos personales económicos

Generalmente,

El comprador no puede superar determinados límites de renta (33.055,67 euros).
Las unidades familiares con ingresos menores a 5,5 veces el salario mínimo, también podrán acceder a las viviendas de protección oficial. Para familias numerosas, el límite del 5,5 se incrementa hasta un 20% más. Por otra parte, las Comunidades Autónomas pueden incrementar en otro 25% el límite de ingresos de la unidad familiar, en función del precio de la vivienda en su territorio.

Requisitos personales de uso

El comprador debe destinar la vivienda a vivienda habitual, y además como norma general, no puede ser titular de otra vivienda en propiedad.

Ventajas fiscales


Reducción del IVA. El tipo medio del IVA para viviendas de protección oficial es el del 4% (incluyendo anejos inseparables de la vivienda: camarote, trastero y hasta dos plazas de garaje), frente a un 7% de las viviendas nuevas libres.
Exención del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Ventajas económicas


Bonificación en aranceles y honorarios de Notarios y Registradores.
Las ayudas se concentran en las personas que acceden por primera vez a la vivienda y también en las familias numerosas, a las que se ayudará por cambio de vivienda a una de mayor superficie cuando aumente el número de miembros de la familia.
Se intensifican las ayudas a familias de menores ingresos, dando un trato especial a las que no superen 1,5 veces el salario mínimo.
o Ayudas a la entrada: se destinarán a familias con ingresos no superiores a 3,5 veces el salario mínimo. Estas ayudas vendrán acompañadas de una subsidiación de las cuotas de amortización de los préstamos hipotecarios para aquellas familias con ingresos no superiores a 4,5 veces el salario mínimo.
Si lo desean, las familias podrán sustituir la ayuda a la entrada por un incremento notable de la subsidiación de las cuotas de amortización.
Los jóvenes hasta 35 años recibirán además una ayuda especial de 3.005 euros para la adquisición de una vivienda. Las familias numerosas, en función del número de hijos, recibirán una ayuda especial de hasta 4.207 euros.
Limitaciones

La Administración fija un precio máximo de venta, ya sea para el promotor que la construye o para un propietario de vivienda VPO que quiera venderla e incluso alquilarla.

En algunas Comunidades, como el País Vasco, la Administración tiene incluso derecho de tanteo y retracto para determinadas viviendas. Esto significa que para poder vender ciertas viviendas VPO deben ser ofrecidas primero a la Administración, que tiene de plazo un mes para decidir si la quiere o no. En caso de que decida no adquirirla, se puede transmitir la vivienda al comprador, evidentemente al precio máximo fijado.

El incumplimiento de estas limitaciones implica la descalificación de la vivienda con carácter de sanción. Esto conlleva la imposición de multa y la devolución de las cantidades recibidas en concepto de subsidiación de intereses y subvenciones a fondo perdido, incrementadas con los intereses legales desde su percepción.

Las viviendas protegidas pueden ser de promoción pública o privada, según la personalidad jurídica del promotor. En las viviendas protegidas se distinguen diversos regímenes, en función del nivel máximo de renta de los compradores y del precio máximo permitido. Son también viviendas protegidas las viviendas sociales dirigidas a los sectores más bajos de renta.

Esta clasificación de ventajas y limitaciones de las Viviendas de Protección Oficial es general y aproximativa. Algunas de estas ventajas y limitaciones varían de una Comunidad Autónoma a otra. Por eso, si estás interesado en la compra de una vivienda protegida, ponte en contacto con los servicios de vivienda de tu Comunidad Autónoma. Así, tendrás datos más concretos para clarificar tu decisión.

Design konnio.com