martes, 1 de enero de 2008

Bebés y alergias alimentarias

Las alergias alimentarias afectan al 2% de la población pero los más chiquitines son de lejos los más propensos. Conzca qué hacer en estos casos.

Los primeros casos de alergia a los alimentos se registraron en Europa a inicios del siglo XX, y desde la década del 40 han sido reconocidos por médicos en todo el mundo. Las alergias alimentarias son más frecuentes durante la infancia debido a que es durante los primeros años de vida cuando el niño se enfrenta por primera vez a alimentos potencialmente alergénicos y es recién entonces que empieza a crear los mecanismos de tolerancia inmunológica.

Trío alérgico: leche, huevo y pescado
La leche y el huevo, junto con el pescado, son los principales alergenos alimentarios durante la infancia. Esta afirmación que es corroborada con los resultados del estudio realizado por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), que ha determinado que el alimento implicado con mayor frecuencia en las alergias de este tipo, en niños menores de 5 años, es la leche con un 82%, seguido del huevo con el 76% y el pescado con 50%. Otros alimentos que pueden ocasionar alergia en los niños son:


Maní

Nueces

Cítricos

Soya


La leche materna
Al no ser un agente "extraño" para el organismo del bebé, la leche materna no causa alergia. Muy por el contrario, la leche materna es rica en inmunoglobulinas del tipo A, que son anticuerpos protectores contra alergias e infecciones, especialmente gastrointestinales, ya que favorecen la impermeabilidad de la pared intestinal, evitando el paso de un mayor número de alergenos en la sangre.

Design konnio.com