martes, 1 de enero de 2008

Qué puede causar alergias nasales

Varios elementos que se encuentran a nuestro alrededor las producen

Las alergias nasales suelen producirse a causa de una o más clases de alergenos: polen (que produce alergias estacionales), acaros, moho y animales. Otras sustancias, llamadas irritantes, pueden producir molestias en la nariz y empeorar los sí­ntomas de la alergia.

Polen

Las plantas se reproducen moviendo granos diminutos de polen de una planta a otra. Algunos tipos de polen son transportados por las abejas y otros por el viento. Estos últimos son los que provocan las alergias nasales. La cantidad de polen presente en el aire varia de una estación a otra.
Ácaros del polvo

Los acaros son animales demasiado diminutos para poder verlos a simple vista. Viven en colchones, mantas, juguetes de peluche y alfombras. Los excrementos de estos animales se encuentran en el polvo domméstico (en estanterias, cortinas, etc.)

Moho

El moho se forma en lugares oscuros y húmedos, como cuartos de baño, refrigeradores, y la tierra de plantas. Se reproduce echando al aire unos granos diminutos llamados esporas, las cuales, al ser respiradas, pueden producir una reacción alergíca nasal.

Los irritantes pueden empeorar las alergias

Aunque los irritantes no provocan directamente alergias, pueden irritar la nariz e intensificar los sí­ntomas de la alergia. Algunos ejemplos de irritantes son: el humo del tabaco, los perfumes y aerosoles, el humo de cocinas de leña, chimeneas o tubos de escape, y los olores fuertes.

Animales

Los animales domesticos, como los gatos, perros, pájaros, caballos y conejos, son causas comunes de alergias nasales. Las partí­culas de piel (caspa), la saliva que queda en el pelaje del animal cuando se lame, la orina en las cajas de arena o en las jaulas, así­ como las plumas de las avess, contienen sustancias que pueden causar alergias nasales.

Design konnio.com