miércoles, 19 de diciembre de 2007

La idea es no recargar

El concepto de "menos es más", expresado por el arquitecto nacido en Alemania, Mies van der Rohe, toma vigencia en la actual arquitectura minimalista.

La premisa de esta corriente parece ser la de utilizar lo mínimo, tanto de objetos como de espacios, para satisfacer las necesidades humanas.
Los orígenes de este estilo se remontan a hace más de un siglo.

El minimalismo llega dentro de las tendencias expresivas de la arquitectura moderna, y a su vez de entre otras corrientes, como la "brutalista", es decir, la que utilizaba los materiales en bruto.

Se expresa con muy pocos recursos, con una simplificación de formas, texturas, materiales de construcción y colores, señala Armando Flores Salazar, doctor en arquitectura y ex presidente de la Academia Nacional de Arquitectura, capítulo Monterrey.

Para Roberto Chapa Garza, catedrático del ITESM en diseño integral y miembro emérito de la misma Academia, expresa que la ventaja de este estilo es que evita caer en lo "recargado".

"La exageración puede llevarnos a una ornamentación, a un uso de objetos tan exagerado, que hagamos de un espacio algo meramente de exhibición y no de uso", dice Chapa.

El mobiliario, añade, es de líneas geométricas muy puras, con muy pocos objetos.

"La iluminación es a base de puntos focales, a base de "spots", que puede ser una luz teatral para iluminar algún objeto, en fin, es bastante escenográfico", asegura.

En cuanto a los materiales y texturas, el catedrático precisa que este estilo se caracteriza por el uso de madera, cristal y algo de metal, con geometrías muy puras y colores tenues, normalmente para que los objetos sobresalgan.

"Siento que son colores claros apastelados y naturales, y texturas y materiales directamente utilizados", agrega Chapa Garza.

En opinión de Armando Flores, el mobiliario en esta tendencia arquitectónica puede ser de un mismo color, y la iluminación es semioculta, con molduras o plafones.

"Ocultar la fuente de luz a través de placas de acrílico o rejillas, para no tener a la vista la fuente luminosa.

"Los colores son monocromáticos, tienen preferencia los terciarios y los cálidos, como el café arena, el blanco ostión y el azul plúmbago, colores que pueden manifestarse en diferentes gamas", afirma.
In & Out

El doctor en arquitectura añade que el estilo minimalista lo manejan los arquitectos académicos, entonces ellos muchas veces se autodenominan estar "in" o estar "out", de acuerdo a lo que manejan.

"Muy pocos clientes tienen formación y educación en la arquitectura, como para tener una exigencia de acuerdo a sus necesidades, entonces ahí aprovecha el arquitecto y les trata de vender la idea que tiene respecto a lo que es mejor para ellos.

"El estilo no puede estar "in" ni "out", a partir de que ya estamos en una globalización, tienen que caber en la ciudad todas las expresiones, todas las modas y ser válidas", asegura Flores Salazar.

Por otra parte, Roberto Chapa Garza expresa que la aceptación del minimalismo es circunstancial en cierto tipo de edificios, casas habitación y espacios de trabajo.

"No se puede decir que sea el estilo más generalizado, no es ni siquiera nuevo, pero puede ser que en ciertas circunstancias sí sea mejor usarlo que en otras.

"No deja de ser escenográfico, pero si uno busca un estilo puro, lo más probable es que la tendencia minimalista no sea la adecuada", finaliza.

De lo bueno poco...

n Característica principal del minimalismo: trata de encontrar la máxima expresión con un mínimo de objetos y de espacios.
n
Ventaja: evita caer en la exageración, ya que hay una simplificación de formas, texturas, materiales de construcción y de colores.
n
Desventaja: no deja de ser un poco forzado el querer reducir a un mínimo de objetos de mobiliario y de espacios las necesidades humanas.

Existe el riesgo de que se pueda llegar a hacer meramente una forma contemplativa, más que funcional.

Mobiliario: es de líneas geométricas muy puras, con pocos objetos.

Iluminación: a base de puntos focales, de "spots", casi teatral, para enfocar algún objeto. Puede haber tragaluces.

Materiales: resalta el uso de madera, cristal, algo de metal, pueden utilizarse afines o canteras pero de un mismo origen, con colores claros para que los objetos sobresalgan.

Colores: monocromáticos, tienen preferencia los colores terciarios y cálidos, como el café arena, el blanco ostión y el azul plúmbago, colores que pueden manifestarse en diferentes gamas.

Design konnio.com