lunes, 17 de diciembre de 2007

La obesidad en España

Un país que tiene fama de poseer unos hábitos de alimentación tradicional sanos, la dieta mediterránea, resulta que padece de obesidad, para más señas de obesidad infantil.

El Ministerio de Sanidad ha alertado sobre el incremento de la obesidad infantil en España. El incremento hay que calificarlo de realmente preocupante. En menos de dos décadas, en España ha triplicado le número de niños obesos, pasando del 5 al 16,1 por ciento. Este porcentaje representa ya uno de los más elevados de Europa.

Cabe preguntarse, al margen de la campaña lanzada por el Ministerio (1,2 millones de euros), qué hábitos de la población son los que están conduciendo a esta situación. Porque el problema no es sólo la obesidad infantil. Según el propio Ministerio "En España, uno de cada dos adultos tiene exceso de peso: concretamente el 39 por ciento tiene sobrepeso y el 15,5 por ciento son obesos". Nunca antes este país ha tenido las instalaciones deportivas que disfruta en la actualidad... ¿estamos sucumbiendo a perversos hábitos alimenticios importados del exterior? Aunque el Ministerio apunta que uno de cada cuatro jóvenes se declaran sedentarios asume la existencia de hábitos alimenticios "poco sanos": "La comida principal se realiza fuera de casa y cada vez se dedica menos tiempo a la compra de alimentos y a la elaboración de comidas".

Es un problema grave. La Organización Mundial de la Salud (OMS) viene advirtiendo en sus informes que los gobiernos deben ser activos contra un mal generalizado ya en muchas partes del mundo. En su Informe sobre la Salud del Mundo de 2002, la OMS señalaba que la obesidad está ligada al 60 por ciento de las defunciones debidas a enfermedades no contagiosas (enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes), y que esta cifra aumentaría hasta el 73 por ciento en 2020.

En España, el Ministerio de Sanidad, estima que los costes asociados a la obesidad representan un 7 por ciento del gasto sanitario. Esto supone una cifra realmente alarmante 2.500 millones de euros anuales. Con esta cantidad se podría luchar muy activa y eficazmente contra el hambre que pasan muchos niños del planeta.

Design konnio.com