miércoles, 19 de diciembre de 2007

Ropa de cama, ¡bien guardada!

Si estás considerando reorganizar el clóset donde guardas la ropa de cama, sigue las indicaciones que aquí te decimos.

Sábanas y toallas
Una tablilla de 10 pulgadas de alto te será muy útil para guardar las sábanas. Ordena las sábanas del mismo tipo y tamaño juntas, o guárdalas en conjunto (fundas de almohada, sábanas ajustables, etc.) por cada cama. Para las toallas, utiliza una tablilla de 12 a 16 pulgadas de alto; organízalas por tamaño o por baño.

Edredones y mantas
Los edredones voluminosos, las mantas y las almohadas adicionales necesitan unas tablillas de 18 pulgadas de alto. Guárdalos en bolsas plásticas en la parte superior del clóset, ya que su uso es limitado. Una caja o baúl es otra opción para mantenerlos guardados debajo de la cama.

Manteles de mesa
Las servilletas se deben guardar juntas; envuelve cada conjunto en una prenda de celofán claro para que sea fácil de identificar y se mantenga organizado. Los manteles puedes doblarlos y colgarlos de una percha de buena calidad.

Identifica las tablillas
Separa unos minutos para identificar cada tablilla con etiquetas adhesivas, según la ropa de cama.

Control de plagas
Los bloquecitos de cedro previenen la polilla; así que coloca uno en cada tablilla o gaveta. Para darle olor a la ropa de cama, puedes poner también unas bolsitas de popurrí.

Design konnio.com