miércoles, 19 de diciembre de 2007

Seguridad en casa

En el primer semestre del año los españoles denunciaron alrededor de 40.000 robos en sus viviendas, es decir, nueve robos por hora. Los cacos no descansan ningún día del año. Sobre todo, en estas fechas que suelen hacer su agosto particular. Para prevenir este tipo de robos, Millenium Technologies acaba de editar la "Guía de Seguridad para el Verano", un amplio abanico de consejos para alejar a los ladrones de la vivienda.

Proteger el hogar de estos indeseables intrusos es fácil. Basta seguir paso a paso una serie de normas básicas claramente explicadas en esta publicación. Algunas normas son de sentido común y muy sencillas de llevar a cabo, como evitar bajar del todo las persianas al irnos de vacaciones o cerrar bien las puertas, ventanas y balcones.

Otros consejos requieren una pequeña instalación, como asegurar las persianas con un cerrojo interior o colocar una mirilla panorámica que permita ver a la persona que llama antes de abrir la puerta.

La "Guía de Seguridad para el Verano" también ofrece consejos domóticos (tecnología aplicada a nuestro hogar) sencillos y asequibles para proteger mejor la vivienda. Por ejemplo, usar un simple y económico simulador de presencia basado en un temporizador. Un dispositivo capaz de activar determinadas luces, la radio o el televisor en distintos momentos del día. De esta forma, la casa desde fuera dará la impresión de estar habitada.

"Asegurar nuestro hogar este verano va a costar menos que nunca", comenta Alejandro Ybáñez, director de marketing de Millenium Technologies. "Por sólo 135 euros es posible conectar una lámpara y el equipo de música a un ordenador para que simule la presencia de alguien en casa y poner distintas programaciones. Es ideal para iniciarse de forma cómoda, sencilla y económica en el mundo de la domótica, pudiendo llegar a tener un control total sobre la vivienda a través de nuevos módulos".

Seguridad Inteligente La guía también hace mención especial a los nuevos "domoporteros" a distancia y a las alarmas de seguridad. Los últimos porteros automáticos -domoporteros- son capaces de desviar la llamada a un teléfono fijo o móvil. De esta manera, aunque el usuario esté en su lugar de vacaciones, la persona que llama escuchará su voz como si estuviera en el interior de la casa.

Las alarmas de seguridad han dado un salto de gigante. Ya no sólo sirven para detectar la presencia de un intruso en la vivienda. Ahora también incorporan paneles de control domótico con los que se puede controlar, por ejemplo, la lavadora, la calefacción, el aire acondicionado o las luces.

Design konnio.com