lunes, 10 de diciembre de 2007

Pastillas para Perder Peso

Se cuestiona la eficacia de las pastillas adelgazantes.

Tras analizar numerosos estudios sobre la eficacia de los métodos adelgazantes, unos especialistas Canadienses, han llegado a la conclusión, que la mayor parte de los pacientes, que sufren un estado grave de sobre peso y toman pastillas adelgazantes, pierden muy poco peso en realación. Fracasan especialmente los que aumentan la medicación y siguen una dieta adelgazante, a la vez que hacen un poco de ejercicio.

A pesar de pregonar en el mercado lo milagrosas que son estas pastillas para perder peso, dicen los médicos, que en realidad estos medicamentos no son la panacea de las personas con obesidad y que no son buenas para todas las personas. Sólo algunos pacientes con determinadas características pueden tomarlas.

El Dr. Raj Radwal, que trabaja como profesor de medicina interna de la Universidad de Alberta y principal autor de este estudio, dice que lo primordial es que la gente entienda, que estas pastillas no son mágicas. El y sus colegas han estudiado a 30 pacientes durante 1 año. Dichos pacientes tenían un peso de 110 Kgrs. de promedio, con una masa corporal (BMI) de 35 (lo normal es tener una BMI de 25). Estos pacientes tomaron 3 de los medicamentos más publicitados del mercado(Orlistat, Sibutramine y Rimonabant) durante un largo periodo y han logrado perder alrededor de 5 Kgrs.. Los que tomaron Orlistat (Xenical) perdieron unos 3 Kgrs.; los que tomaron Sibutramine (Meridia) unos 4'500 Kgrs.; y los de Rimonabant (Acomplia) unos 5 Kgrs.

El Dr. Radwal sigue diciendo, que aunque en general los medicamentos pueden ser beneficiosos para reducir los riesgos cardiovasculares y la diabetes, también pueden tener diferentes efectos secundarios que, en algunos casos pueden ser perjudiciales como: subida de la tensión arterial, provocar depresiones y ansiedad, problemas gastrointestinales, dolores de cabeza...

De hecho, un estudio publicado en The Lancet muestra como pacientes, que fueron sometidos a un tratamiento, para perder peso, con Rimonabant, tienen un 40% de posibilidades de sufrir cuadros de ansiedad y depresiones, ante los que simplemente tomaron un placebo. Con lo cual, se ha comprobado como existe un gran porcentaje de pacientes, que dejan el tratamiento a medias, por culpa de los efectos secundarios que sufren. No les compensa.

Con ello algunos especialista creen, que solamente son aconsejables, para aquellos pacientes con riesgo a sufrir problemas cardiovasculares u otros problemas graves.

Otra publicación en otra editorial, habla del estudio realizado por el Dr. Gareth Williams, dean de medicina y odontología de la Universidad de Bristol, en el que dice, que tiene sus reservas sobre la venta sin receta del Orlistat, ya que aunque parece ser inofensivo, puede ocasionar graves efectos secundarios. El cree, que dicho medicamento puede avocar al paciente a una obesidad descontrolada. Opina, que lo mejor que podría hacer el gobierno es educar a la gente por medio de la publicidad, haciéndoles entender, que lo mejor para la obesidad es hacer ejercicio diariamente y seguir una dieta estricta personalizada. Piensa que, si la gente piensa, que con tomar una pastilla adelgazará, nunca saldrán de la obesidad y nunca acabará este problema social.

Design konnio.com