lunes, 10 de diciembre de 2007

Tras la dieta... mantener el peso

Olvídese de dietas rápidas, drásticas, hipocalóricas, hiperproteicas (a base de preparados de farmacia) biomanan, la sopa quemagrasa la antidieta etc. Trate de vivir sanamente, frenar la obesidad cada día, controlando las calorías, hacer del fat away una tarea diaria con dietas bien balancedas que le mantengan, sin pasar hambre, en plena forma y sin riesgos para su salud.

Dieta mediterránea y pirámide nutricional: practíquela comiendo muchas frutas y verduras, ensaladas sanas, legumbres, aceite de oliva, pastas y pescados. No tome con frecuencia: carnes rojas, mantequillas y productos lácteos grasos, reposterías, dulces, etc. De tomar carne, inclínese mejor por carnes blancas (aves, pollo, pavo.....). Puede ver recetas de comida para adelgazar.
Productos frescos de temporada en cada estación. Cómprelos, son más sabrosos y beneficiosos para la salud, aparte de conseguir alimentos con mejor calidad y precio.
Hierbas para la salud. Haga de los pequeños detalles (condimentos, bebidas, zumos...) una estrategia para defender la salud de usted y de su familia...
Masa corporal. Vigile activamente su peso y masa corporal no únicamente por una cuestión de belleza, glúteos, vientre plano o para presumir de su delgadez. Hágase análisis de colesterol, ácido úrico, triglicéridos, etc.
Lea sobre alimentación. No olvide que tendrá que comer tres veces al día durante toda su vida. Más vale que se informe bien. Intente seleccionar alimentos sanos, comer sanamente, no únicamente bajos en calorías. No tendrá que seguir dietas estrictas o milagrosas, para obtener resultados con enormes sacrificios en 3 o 5 días que se esfuman enseguida. ¡Manténgase en forma toda la vida con una buena alimentación!!! No necesitará tener una tabla calórica a mano si practica una buena alimentación. Infórmese sobre las propiedades de los alimentos.
Ejercicios y respiración para quemar de forma rápida 1.500 calorías. Haga el ejercicio diario que corresponda a su edad, muévase, ande, suba escaleras, haga un lema anticelulitis; practique una buena respiración: es fundamental, aprender a respirar bien y quemará grasas mucho mejor, aparte de fortalecer su cuerpo.
Ayuno. Al parecer la práctica del ayuno de vez en cuando es muy beneficiosa para la salud, tal como van demostrando algunas investigaciones que la ligan con la longevidad... Hágalo como parte de una cura de desintoxicación de vez en cuando. Tome a menudo productos "alimentos desintoxicantes": ajos, alcachofas, sirope de savia, limón... Algunos le ayudarán a tonificar su cuerpo.
Engordar. Huya de malos hábitos. No coma lo que sabe que engorda, mastique despacio, beba agua, no abuse de cenas copiosas, practique cenas ligeras, cambie sus hábitos del desayuno: alimentos sanos e integrales que no engordan o lo hacen en menor medida. Practique en sus costumbres el verbo "delgazar". Cuide sus menús... Que las excepciones sean pocos días. Haga de su familia unos activos "vigilantes del peso y de la buena alimentación".

Design konnio.com