miércoles, 13 de febrero de 2008

Carboxiterapia para reducir el doble mentón

La carboxiterapia es una novedosa técnica de medicina estética para reducir grasa, combatir la celulitis y tensar los tejidos mediante la aplicación de Anhídrido Carbónico. El tratamiento consiste en introducir CO bajo la piel, utilizando unas finas agujas. El gas rompe el tejido, lo que provoca una estimulación de la microcirculación y activa el proceso de lipólisis (destrucción del tejido graso). La Dra. Ana Jiménez, dermatóloga, ha diseñado una novedosa aplicación de esta técnica que logra magníficos resultados en la reducción de papada.



¿Qué es la Carboxiterapia?


Esta terapia comenzó a usarse en los años 30 en la estación termal de Royat, en Francia, donde se descubrió el efecto beneficioso del CO2 producido por las aguas termales. Un grupo de cardiólogos comenzó a utilizar la técnica para tratar arteriopatías. Hoy se ha mejorado la técnica de carboxiterapia a través de un equipo capaz de distribuir el CO2 de manera controlada (dosis y tiempos de distribución del gas), y se ha introducido la metodología en Medicina estética para el tratamiento de la celulitis, la adiposidad localizada y la flaccidez.


¿Cómo se realiza el tratamiento?


Se aplica CO por vía subcutánea, utilizando una pistola diseñada especialmente en Francia para controlar en todo momento el volumen de gas, el caudal, la presión y el tiempo de inyección. Al llegar a los tejidos, el CO los rompe y esto provoca una reacción del organismo que, al detectar una descompensación, aumenta la cantidad de O2 en la zona tratada con el fin de regenerarla. De esta forma, se produce una vasodilatación, además de una mayor oxigenación local.




La vasodilatación favorece la llegada de unas sustancias (catecolaminas) que juegan un papel importante en la destrucción del tejido graso porque son estimuladoras de la lipólisis. La circulación sanguínea también mejora y disminuye por tanto la acumulación de líquidos y de toxinas.


Tratamiento para disminuir el doble mentón



Se marca la zona a tratar, dividiendo la papada en cinco zonas. Seguidamente, se inyecta el CO2 utilizando la pistola. Dependiendo del volumen de grasa de la zona, se inyectan pequeñas cantidades de CO2, ajustando el volumen, caudal y tiempo.

Mientras que la carboxiterapia es efectiva para diferentes zonas del cuerpo, los resultados en el tratamiento del doble mentón son los más espectaculares.

Durante el tratamiento puede aparecer una ligera rojez momentánea debida al efecto vasodilatador y oxigenante del tejido. En algunos casos, se puede sentir un ligero y pasajero dolor por la distensión de los tejidos del gas.

La sesión dura de 10 a 15 minutos y se pueden repetir con un intervalo de siete días. Los primeros resultados se empiezan a observar a partir de la tercera sesión y el tratamiento completo dura unas ocho sesiones.

Design konnio.com