viernes, 8 de febrero de 2008

Lo que no debes consumir durante el embarazo

Que fumar, beber alcohol o consumir ciertas sustancias, como drogas, antidepresivos o tranquilizantes, perjudica al futuro bebé es algo que es fácil de suponer.

Pero ahora, además, podemos afirmarlo rotundamente, pues una de las últimas investigaciones sobre este tema han demostrado que lo que consume la mujer embarazada llega hasta el feto: una vez que entran en el organismo, llegan hasta la placenta, la atraviesan y afectan negativamente el sano y normal desarrollo del embarazo.

¿Cómo se ha conseguido llegar a estas conclusiones?

Gracias a los análisis realizados a las primeras heces de 900 recién nacidos, las conocidas como “meconio“.

La doctora Raquel Magri, en su día directora regional del Programa de Drogas de las Naciones Unidas, y el doctor Hugo Miguez han aliado sus talentos y conocimientos para realizar un interesantísimo estudio que ha, además, ha obtenido el premio al mejor trabajo científico en el II Congreso Uruguayo de Neonatología.

Este estudio ha servido para poner en la palestra dos realidades muy preocupantes:

- Una es que son demasiadas las mujeres que aún estando embarazadas consumen sustancias perjudiciales para la salud.

- Y otra es que lo que ellas toman, llega inevitablemente hasta su futuro hijo y les perjudica.



¿Cuales son las consecuencias de estas conductas?

Pues que los bebés lleguen al mundo con muy poco peso y con más posibilidades que los demás de desarrollar enfermedades. Además, entre las embarazadas con estas costumbres, el nivel de mortalidad de sus neonatos es un 20% mayor.

Esta investigación tomó como referencia a 1000 mujeres puérperas, es decir, que prácticamente acaban de dar a luz, y de edades comprendidas entre los 13 y los 45 años. Las 900 muestras de meconio se analizaron en el Sick Childrens Hospital de Toronto, Canadá. Sin embargo, las parturientas dieron a luz en el Hospital Pereira Rossel y en Hospital de Clínicas de Montevideo, en Uruguay.

Terrible fue descubrir la cantidad de embarazadas que no tuvieron en cuenta su estado y olvidaron la vida que se estaba gestando en su interior.

Aquí podéis leer algunos de los resultados obtenidos:

- El 41,7% había fumado durante el embarazo.

- El 37% había consumido alcohol.

- El 16,5% había tomado tranquilizantes.

- El 68% había consumido más de 400 mg de cafeína cada día.

- El 1,5% había fumado marihuana.

- El 0,4% había consumido pasta base, es decir, cocaína no tratada.

En cuanto a los resultados obtenidos de las heces encontramos que:

- En el 51% se encontraron rastros de haber estado expuestos al humo del tabaco.

- En el 40% rastros de alcohol.

- En el 8,3% de anfetaminas.

- En el 2,5% de tranquilizantes.

- En el 2,5%, de cocaína.

- En el 0,8%, de opiáceos.

En cuanto a la salud de los bebes al nacer:

- El 11% presentaba poco peso al nacer, menos de 2,5 kg.

- El 15% desarrolló diversos problemas de salud.

Como lo que aún no se puede decir con exactitud es cuanta cantidad de cada sustancia es necesaria para que se vea afectada la salud del bebé, los expertos recomiendan la total abstención en cuanto al consumo de estos productos desde el mismo instante en que se crea estar embarazada.

Design konnio.com