miércoles, 13 de febrero de 2008

Turismo rural en Euskadi

Si tuvieramos que definir en una sola frase como es el País Vasco, nos seria totalmente imposible puesto que hay variados y diferentes territorios, a pesar de encontrarnos en una de las Comunidades Autónomas mas pequeñas del estado. Las tres provincias poseen hechos diferenciales entre ellas, pero siguen manteniendo los nexos de unión cultural mas enraizados, tales como el idioma, la gastronomía, el arte, ó el deporte.
De todos es sabido, que el culto a los deportes relacionados con la fuerza humana y los animales de trabajo, provienen de muy antiguo y en la actualidad todavía pueden verse en las fiestas de los pueblos, así, no es raro encontrarnos casas rurales con Aizkolaritza (cortadores de troncos con hacha) Harrijasotzea (levantadores de piedras), soka-tira (soga tira) el arrastre de piedra por hombres, bueyes, burros o caballos.

La gastronomía es otro de los cimientos sobre los que esta edificada la sociedad vasca en sus tres provincias, los pescados y mariscos en sus costas y las carnes añojas en las zonas de interior, son los máximos baluartes en los eventos de Euskadi, no debemos olvidar que la practica totalidad de las celebraciones que reúnen a varias personas, se hacen frente a una mesa, e incluso las reuniones entre cazuelas se realizan sin necesidad de ninguna celebración, en Txokos y Sociedades gastronomicas solo por el placer semanal de cenar con los amigos. Una visita a Euskadi obliga a degustar tanto pescados como carnes, por ello una cazuelita de bacalao al pil-pil ó un chuleton a la brasa, harán las delicias de aquellos visitantes que quieran conocer las diferencias de paladar entre guisos, asados y fritos con el resto de la península, recomendamos al viajero probar los deliciosos pasteles de arroz.

Comer bien en Vizcaya es fácil en cualquier zona, pero una visita a la comarca del Duranguesado, cerca de Amorebieta y Durango, nos ofrecerá la posibilidad de disfrutar de bellos paisajes de interior, comer fantásticas carnes, maravillosos pescados y a la vez estar a pocos kilómetros del mar, sin olvidar la posibilidad del alojamiento en casas rurales o de agroturismo que ofrecen numerosas actividades al viajero, incluso paseos a caballo en esta zona. La costa es de obligada visita, Ea y Elanchove le darán la razón.
Guipúzcoa, es especial, con sus pueblos a lo largo de la costa, San Sebastián con su Casco Viejo y sus pinchos, las sidrerías de Astigarraga con sus gigantescas cubas. Toda la provincia goza de un espectacular paisaje montañoso que el viajero no olvidara, por ello, debería visitar el pueblo de Deba, un compendio de belleza, mar y montaña, todo en un mismo lugar.
Alava, ofrece el contrapunto más importante de Euskadi aportando los detalles que hacen de esta Comunidad Autónoma una de las más completas del País, no debemos olvidar que la bella ciudad de Vitoria, alberga la Capital política de Euskadi y que el resto de la provincia ofrece aspectos muy interesantes para el viajero, como su demarcación de Rioja Alavesa, mundialmente conocida por sus vinos y unida a la Denominación de Origen de la Comunidad Riojana.
La Montaña alavesa que limita con Navarra y con La Rioja puede ser un punto neurálgico en nuestra visita a Alava, el precioso pueblo de Bernedo nos ofrece un espectáculo visual único, observar en un golpe de vista grandes viñedos y justo al lado impresionantes bosques.

En su próximo viaje visite Euskadi y si quiere, cuéntenoslo.

Design konnio.com