viernes, 8 de febrero de 2008

El alcohol en el embarazo

Muchas sustancias pueden causar problemas graves a la salud del bebé, y el alcohol es una de ellas.

Beber alcohol durante el embarazo puede causar graves problemas al bebé, desde parto prematuro, retraso mental, malformaciones físicas, incluso el aborto o nacer muerto.



Cuanto mayor es la cantidad de alcohol que ingiere la madre, peores serán la consecuencias para la salud del bebé. Y por bebida alcohólica se entienden todas las que contienen alcohol, en mayor o menor concentración. Si te dicen: una cervecita o un vinito cada tanto no le harán nada, pues mejor continúa leyendo e infórmate.

¿Cuánto alcohol puede beber una embarazada?

No está claro cual es la cantidad que puede resultar inocua para el bebé, ya que todo depende del metabolismo de la madre. Se ha comprobado, que pequeñas dosis de alcohol pueden causar problemas. Por lo tanto, se recomienda que la madre se abstenga totalmente de beber alcohol, ya que quizás una copa puede también puede ser perjudicial. Algunos te dirán, una copita de vez en cuando no le hará nada. Pues no es así, ya que una pequeña copita sí puede hacerle daño, porque depende de tu metabolismo y tú no tienes forma de saber cuánto alcohol le llega a tu bebé.

Cuando la madre bebe alcohol, este pasa rápidamente al torrente sanguíneo llegando así al bebé a través del cordón umbilical. Si bien la madre puede eliminar el alcohol de su sangre rápidamente, el bebé tardará mucho más en eliminarlo, ya que sus órganos no están preparados para ello. En definitiva, el bebé esta “envenenado” con el alcohol y tardará mucho más que la madre en liberarse de él, a veces le llevará días limpiarse y mientras el alcohol está en su cuerpo, éste puede hacer destrozos en sus pequeños órganos en desarrollo.

El alcohol que llega al bebé, puede afectar en pequeño o mayor grado diversos órganos, en especial el cerebro, lo que posiblemente le traiga como consecuencia retardo mental.

También puede nacer con malformaciones faciales. Ojos pequeños, labio superior fino, orejas pequeñas, pómulos más bien planos.

Seguramente será un bebé más pequeño de lo normal, y tendrá problemas en su desarrollo físico en la niñez y adolescencia.

Si no llega a presentar retardo mental, puede tener problemas de socialización y en el comportamiento, incluso de adulto.

Estos problemas en el desarrollo del bebé se conocen como SAF, Síndrome alcohólico fetal, y es irreversible.

Si bebes alcohol, también aumentan las posibilidades de tener un aborto espontáneo, o que el bebé nazca muerto.

Gran parte de los niños que padecen retardo mental, lo sufren debido a que la madre consumió alcohol durante el embarazo. Lo lamentable, es que este retardo podría haber sido evitado totalmente, si la madre hubiese tomado conciencia de sus actos.

Design konnio.com