miércoles, 13 de febrero de 2008

La depilación láser: preguntas con respuesta

Qué es la depilación láser, cómo funciona y qué resultados obtiene son algunas de las múltiples cuestiones con las que llegan muchas clientas a los centros de estética y a las que la profesional debe dar respuesta. En este sentido, en el siguiente artículo, la firma Depitotal responde algunas de las preguntas más frecuentes sobre depilación láser.

> ¿Qué es la depilación láser?



La depilación láser es un sistema de fotoepilación o fotodepilación (eliminación del pelo mediante la utilización de un rayo luminoso). La característica definitoria de este tipo de depilación es la utilización de láser como agente activo.

El láser es un rayo de luz monocromática, es decir, tiene una sola longitud de onda, en contraposición con la luz normal, que cuenta con gran variedad de longitudes de onda. Todas sus ondas están en fase, por lo que presentan en el mismo momento sus crestas y valles. Como consecuencia de ello, el láser tiene una gran capacidad para transmitir energía. Otra característica de gran interés del láser es que se trata de luz coherente. Gracias a la depilación láser es posible conseguir una depilación rápida, segura y de gran permanencia en cualquier parte del cuerpo.

>¿Cuál es el perfil del cliente?

La demanda de fotodepilación (láser o IPL) sigue siendo principalmente femenina. Sin embargo, la demanda masculina se mantiene estable y crece en aquellas zonas en las que el precio es sensiblemente inferior. Es de destacar el crecimiento que se produjo en 2005, al pasar del 9% al 16%, debido a un mayor conocimiento de la aplicación de la depilación y a una reducción de precios en zonas grandes motivada por las nuevas técnicas de IPL.



La demanda masculina aumenta año tras año, aunque el peso porcentual baje porque la depilación femenina sigue siendo la principal y ha crecido de forma muy importante debido a la reducción de precios y al mayor conocimiento de la tecnología. En este sentido, los expertos aseguran que el 88% de la demanda corresponde a mujeres, mientras que la masculina corresponde al 22% restante y se mantiene estable en los últimos 3 años.

>¿Cómo funciona la depilación láser?

Al igual que otros sistemas de fotoepilación, la depilación láser se basa en el principio de la fototermólisis selectiva. Según este principio, la luz (foto) del láser es transformada en calor (termo) y destruye (lisis) las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva, mediante la absorción de la misma por parte de los cromóforos diana, esto es, la melanina.



En otras palabras, la melanina absorbe la luz y conduce ésta al folículo piloso, donde transformada en calor, quema las células germinativas.

>¿Cuál es el protocolo del tratamiento?


El primer paso consiste en una entrevista con la esteticista en el transcurso de la cual se explica todo el procedimiento, se aclaran las posibles dudas y se lleva a cabo una prueba en una pequeña porción de piel.

A continuación, se lleva a cabo el diagnóstico informático desarrollado específicamente para el diagnóstico y el seguimiento de tratamientos láser. En este diagnóstico figuran todos los detalles del tratamiento: zona a tratar, número de módulos, fototipo, número de sesiones, etc. Este diagnóstico incluye un presupuesto personalizado en caso de que se solicite.

A partir de la primera sesión, la zona a tratar permanece perfectamente depilada. El número de sesiones dependerá de factores muy diversos, como el fototipo de la piel, el color y el grosor del pelo, la densidad, etc.



Después de las investigaciones realizadas y la experiencia acumulada se conoce que para que una sesión de depilación láser sea más efectiva hay que destruir el mayor número de pelos en fase anágena o de crecimiento. Cada zona del cuerpo tiene un crecimiento y duración distinta de las diferentes fases del pelo. Por este motivo, el tratamiento será más eficiente espaciando las sesiones en función de la duración de la fase anágena, no siendo necesario ni recomendable depilar todos los meses, sino seguir el crecimiento del pelo, espaciando lo más posible las sesiones sin que supere los cuatro meses.

El intervalo entre sesiones dependerá también de la existencia o no de vello en la zona y de la velocidad de crecimiento en cada zona y persona. De media, se puede afirmar que tras una sesión corporal, la zona tratada se mantendrá sin necesidad de depilar más de dos meses.
Al término del tratamiento, que puede llevar entre 12 meses en tratamientos corporales y 18 meses en tratamientos faciales (excepto en el caso que existan desarreglos hormonales), la zona tratada permanecerá perfectamente depilada de forma prácticamente permanente.

>¿Qué resultados se consiguen?


Al término del tratamiento, se elimina aproximadamente el 80% del vello en la zona tratada, si se siguen todos los protocolos recomendados. En un gran número de casos, la eliminación del vello es incluso mayor. El porcentaje restante es, en la gran mayoría de los casos, prácticamente inapreciable, ya que se trata de pelos muy rubios o blancos. Además, la zona a tratar permanece perfectamente depilada desde la primera sesión.

Gracias a la depilación láser se consigue una depilación muy eficaz y de gran permanencia de forma cómoda, en sesiones de pocos minutos. Además, no es necesario realizar ninguna sesión de repaso durante seis meses en tratamientos faciales, y nueve meses en corporales, siendo el recrecimiento inferior al 10-15%, y se tratará de pelo muy fino y sin color.

>¿Cuáles son las épocas más adecuadas para someterse a estos tratamientos?

Primavera y otoño.

>¿En qué casos está indicada la depilación láser?

Si se toman las precauciones básicas indicadas, la depilación láser es un sistema indicado para eliminar el vello indeseado en la práctica totalidad de los casos, en cualquier parte del cuerpo de cualquier persona, sea hombre o mujer.

Tan sólo está contraindicada su utilización en casos de enfermedades de la piel, embarazo o lactancia y en casos de fotosensibilidad.

>¿Quién puede llevar a cabo el tratamiento?

El o la esteticista profesional es la persona más adecuada para llevar a cabo un tratamiento de depilación láser, por sus conocimientos sobre la piel y el vello. En este sentido, el profesional que realice esta técnica debe contar con conocimientos sobre la fisiología del vello y de la piel, además de nociones teóricas de depilación láser y prácticas en la utilización de equipos.

Design konnio.com