miércoles, 13 de febrero de 2008

Las claves del éxito del Bótox

Las razones principales del éxito de estos tratamientos son la seguridad, eficacia, la naturalidad, la comodidad y el post-tratamiento.

Seguridad

Este tratamiento ha sido estudiado en pacientes durante más de 20 años sin que se haya registrado ningún caso de efectos secundarios graves para su uso cosmético. La toxina botulínica es reabsorbida por el cuerpo, por lo que no tiene ningún efecto acumulativo y, tras unos meses, los efectos desaparecen. Para evitar cualquier tipo de complicación, es muy importante acudir a un centro autorizado y que el tratamiento sea realizado por un médico especializado.

Eficacia

Vistabel® es un tratamiento que actúa relajando los músculos causantes de las arrugas de expresión y previene la aparición de nuevas. Asimismo, este tratamiento tiene la ventaja de levantar la cola de las cejas, con lo que se proporciona una mirada más amplia y mantiene la firmeza de la cara.



Su eficacia se ha demostrado en numerosos estudios. Por ejemplo, en una investigación presentada en la convención de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica se concluyó que, pese a que algunas cremas denominadas “efecto botox” suavizan las arrugas finas, no ofrecen el mismo nivel de eficacia que Vistabel® en el tratamiento de las arrugas moderadas y/o severas.

Naturalidad



La naturalidad es otra de las claves de Vistabel®. Hoy en día, ya no se buscan caras planchadas ni estiradas. Según el estudio Aesthetic Anthrophology, el 83% de las mujeres españolas considera el aspecto natural como clave de la belleza. Esta técnica proporciona un aspecto mejorado, pero sin hacer perder la expresividad y los rasgos de los pacientes.

Además, al realizarse mediante pequeñas inyecciones con una aguja muy fina, no deja cicatrices ni costras, no proporciona volumen y sus efectos son progresivos y mejoran con el tiempo. Los resultados se empiezan a apreciar a partir del tercer día y se prolongan de cuatro a seis meses.




Comodidad y post-tratamiento

Aproximadamente 20 minutos es lo que se necesita para realizar el tratamiento. Las inyecciones de Vistabel® son prácticamente indoloras y, con dos sesiones al año, se puede tener un aspecto relajado y natural

Tras el tratamiento, el paciente no necesita ninguna baja laboral, por lo que se puede reincorporar a su vida laboral y social con total normalidad. La única indicación que tiene que tomar en cuenta es no tocarse la cara en las dos horas siguientes al tratamiento.

Futuro del tratamiento



Las técnicas antienvejecimiento no quirúrgicas se presentan como el futuro de los tratamientos estéticos. Cada vez se piden mejoras más rápidas y eficaces y estos tratamientos pueden dar solución a los requerimientos de los pacientes.

Dentro de los tratamientos no quirúrgicos, Vistabel® es uno de los referentes. El futuro de esta técnica pasa por el aumento de las indicaciones, así como el aumento de la demanda tanto entre hombres como mujeres.

Design konnio.com