miércoles, 13 de febrero de 2008

Turismo rural en el valle del Guadalhorce (Málaga rural).

La comarca del Valle del Guadalhorce se sitúa en el centro-sur de la provincia malagueña, y supone el puente entre el interior de la provincia y la Costa del Sol, lo que hace de su situación geográfica un verdadero privilegio.

El río Guadalhorce que le da nombre, vértebra el territorio malagueño y después de recoger las aguas de la comarca de Antequera y cruzar la cordillera por el Desfiladero de los Gaitanes, espectacular, se hace adulto y forma su propio valle. Y es allí donde unido a su principal afluente, el Río Grande, crea el más rico de los suelos malagueños. Un valle que es al mismo tiempo camino y corredor fértil de huertas y gentes, y anfiteatro de sierras que aportan sus aguas, su cobijo y su paisaje. Huertas salpicadas de casas de labranza y caseríos, huertas que cubren el fondo del valle y trepan en acequias por cabeceros y pequeñas colinas. Huertas, en fin, de un paisaje vivo que lucha entre el ser y el haber sido.

Entre las montañas pasara por los pueblos de Alhaurín el Grande, Almogía, Álora, Cártama, Coín, Pizarra y Valle de Abdalajís, constituyendo la Comarca del Guadalhorce, enclavada al oeste de Málaga capital, situada en un punto privilegiado por su proximidad a ésta, a la Costa del Sol, al aeropuerto, al Parque Natural Sierra de las Nieves, al desfiladero de los Gaitanes y al conjunto de embalses del Chorro, así como a los Montes de Málaga y el Torcal de Antequera. Y disfrutando de un microclima sin temperaturas extremas, que hacen de la comarca un lugar idóneo para realizar actividades turísticas de tipo cultural, gastronómico y deportivo.

De tierras fértiles, pobladas de árboles frutales, cítricos, olivos y también cereales, almendros y hortalizas, regadas por el río Guadalhorce y sus afluentes.

Aunque en la zona sólo existe (con carácter oficial) un paraje natural, el Desfiladero de los Gaitanes, un paisaje unico rodeado por enormes paredes cuna de la escalada andaluza, con cientos de posibilidades para toda la familia, piraguismo, descenso de barrancos, escalada, senderismo, avistamiento de aves, bicicleta, zonas de acampada o si prefiere alojamientos de gran calidad. Unido a una oferta gastronomica digna de reyes, con su sopas perotas y de segunado "matamario" pues no se lo pueden perder.

VISITAS DE INTERES CULTURAL

Restos del castillo árabe de Álora.
El castillo, declarado monumento nacional en 1931, se alza sobre el "Cerro de las Torres". Fue construido por los árabes durante los s. IX y X, aunque sus orígenes se remontan a época fenicia y romana. Es un recinto amurallado del que destacan la "Torre de la Vela", la "Torre de Vigilancia" y un arcode herradura apuntado, único en Occidente. Horario de visita Tardes: 14.00 a 18.00 h

Cueva de Ardales, también llamada de Trinidad Grund. Alberga interesantes muestras de pinturas rupestres.
Iglesia mozárabe rupestre en las Mesas de Villaverde. Ardales.
Ruinas de Bobastro. Ardales. Ciudad que sustentó la revuelta mozárabe contra el estado cordobés en los siglos IX y X.

Museo municipal del Parque de Ardales. Embalse del Conde de Guadalhorce. Se exponen piezas arqueológicas provenientes de los yacimientos de la zona.

Museo municipal de Pizarra, con pinturas de Gino Hollander.
Balneario de Carratraca, de aguas sulfurosas. Siglo XIX. De estilo neoclásico está edificado en piedra arenisca y mármol.

FIESTAS

Alhaurín el Grande:
Semana Santa, variable, considerada como una de las tres más importantes de la provincia. Dos cofradías, los verdes y los moraos, rivalizan en sus pasos procesionales.

Álora:
Semana Santa, variable. Las procesiones se celebran el Domingo de Ramos, el Jueves, Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. El Viernes Santo se produce "La Despedía", ceremonia en la que las imágenes de Jesús Nazareno y la Dolorosa se encuentran y saludan con movimientos que suponen un gran esfuerzo para los portadores. Participa el pueblo en masa.

Carratraca:
Semana Santa, variable, de la que destaca la escenificación de la Pasión de Cristo el Viernes y Sábado Santos, donde intervienen más de cien actores del pueblo. Se celebra en la plaza de toros y comienza a las cinco de la tarde.

Coín:
Feria y fiestas patronales en honor de la Virgen de la Fuensanta, del 10 al 15 de Agosto. Este festejo popular data de 1756 cuando Carlos III concedió a la villa de Coín la gracia de que podía tener cuatro días de feria. Se trataba de una feria-mercado para potenciar la comercialización de los productos agropecuarios y elevar la categoría de Coín dentro de la comarca.

Ardales:
El 19 de febrero, Fiesta de la Matanza. Unos quinientos kilos aproximadamente derivados de la matanza del cerdo, se reparten todos los años. A partir de las 12.30 h habrá una degustación de los productos del cerdo, como el morcón, el chorizo, callos, morcilla y guisos que son repartidos por las personas del pueblo a todos los asistentes. Actuación de Sergio Contreras.

Design konnio.com